Page:Ordenes Salamanca.djvu/64

From GATE
This page has not been proofread

Lo 5o háganse de suerte las prá[c]ticas domésticas, que principalmente se enderecen a exercitar en los oyentes el amor y afecto a la oración y demás exercicios espirituales. La lección de la mesa sea de libros oportunos p[ar]a este fin; quídese que el t[iem]po señalado p[ar]a la lección espiritual de cada uno se gaste en ella enteram[en]te y no en otras ocupaz[ion]es.
Lo 6o se den los puntos para la meditación y se expliquen con diligencia y cuydado todos los días, no solo a los H[ermano]s Coadjutores, mas también a donde hubiere costumbre a los H[ermano]s estudiantes, los que no están obligados a oír de otros los puntos véanlos privadam[en]te antes de la meditazión.
Lo 7o ínstese mucho en que todos se levanten con puntualidad de suerte que no se quite nada del t[iem]po acostumbrado a la oraz[ió]n.
No disumularé aquí que muchos, no solo en otras Congreg[acion]es Generales, mas también y pr[incip]alm[en]te en estas dos últimas fueron de parecer, y por el deseo que tenían de promover el espíritu, intentaron con todo esfuerzo que los n[uest]ros, principalm[en]te los Juniores y H[ermano]s se juntasen en lugar destinado p[ar]a la oraz[ió]n, mas pareciendo que el introducir esta costumbre en toda la Comp[añí]a no era de la mente de N[uestro] S[anto] Fundador, se estableció que la costumbre se observase [en el lugar] en que ya tiene lugar, y que yo la pueda permitir en