Page:Ordenes Salamanca.djvu/61

From GATE
This page has not been proofread

con atento examen, si acaso la Comp[añí]a havía padecido algún detrimento o si se temía que en adelante la padeciera acerca de la oración y demás comunicaz[ion]es con Dios N[uestro] S[eño]r y a la verdad juzgo con mucha razón ser este el negocio más pr[incip]al y digno de sumo cuydado, por ser tan grande la pendencia que de él tiene la conservaz[ió]n y augm[en]to de la perfección religiosa, y q[u]e omitido, tarde o nunca apartaremos de nosotros los males que son ocasión de que descaezca y falte la disciplina religiosa. Parecíales a algunos que la gravedad de esta materia pedía que con nuestros ór[de]nes y decretos se avivase con los nuestros el fervor de todos los exercicios espirituales; mas por q[uan]to fuera de las Constituz[ion]es de N[uestro] S[an]to P[adre] se hallan copiosam[en]te en los Decretos de las Congregaz[ion]es y en las órdenes y preceptos, instrucciones de los P[adres] Generales quantos medios se pueden recurrir y ordenar para este fin, juzgaron casi todos q[u]e no se devía establecer y ordenar cosa de nuevo, sino que únicam[en]te se insistiese en la esemp[lificaci]ón y execuz[ió]n exacta y constante de todo lo que hasta ahora tan saviam[en]te se ha establecido y ordenado por n[uest]ros mayores. Haviendo pues dejado a mi cuydado toda la Congregazión y encarecidam[en]te encomendado su ejecución de lo d[ic]ho para satisfacer a mi obligaz[ió]n en la cosa q[u]e más deseo, no puedo hacer más que llamar a V. R.as p[ar]a q[u]e entre a la parte de esta mi solicitud, o por mejor decir p[ar]a