Page:Ordenes Salamanca.djvu/150

From GATE
This page has not been proofread

24[o]. Los que están en las estancias y charcas, aunque es lexos acudan a oýr Misa a su Doctrina, o a la más cercana de la estancia, repartiéndose de manera que acudan los unos días, los unos, y otros días los otros.
25[o]. No se obligue a travajar a los indios, aunque sean de poca edad, en los días que son de Fiesta para los españoles.
26[o]. Las danzas, en ninguna fiesta pasarán de quatro, y no entrarán en ellas mugeres, ni muchachos ni varones en trage de mugeres.
27[o]. Los enfermos que hubiere de peligro se han de visitar todos los días por alguno de los P[adres]. Y en casa todos los días se hará una buena olla para repartir a los enfermos con un buen pedazo de pan.
28[o]. No se hagan presentes a personas de fuera como parientes, amigos, etc. de los géneros que adquieren o hacen los indios para sí o para el común de los pueblos. Y ni el Superior, ni el Provincial permitirán semejantes dádivas que puedan occasionar mormuracion o descrédito de n[uest]ras Doctrinas.
29[o]. Los entierros de los indios se hagan con solemnidad yendo por él quatro velas encendidas alrededor del féretro. Y de ninguna manera se traigan a la puerta de la Ig[lesi]a, si no en caso de necesidad.
30[o]. A los caciques principales no se castigue en p[úbli]co y precedan algunas amonestaz[ion]es; a los tales se procure mostrar estimación