Page:Ordenes Salamanca.djvu/226

From GATE
This page has not been proofread

con que se asegura el fruto que se desea y los que fueren señalados, no tienen que reparar en menos experiencia o años, pues llevan en su comp[añí]a a Dios y pueden tomar por sí las palabras que dijo su Mag[esta]d en el Deuteronomio capo. 20: “Si exieris ad bellum contra hostes tuos et videris equitatum et currus et mayorem quam tu habeas adbersarii exercitus, multitudenem non timebis eos quia Dominus tuus tecum est, et non pertimescat cor tuum”.[1]
10. Lleven los que fueren a Misiones todo lo necesario p[ar]a el sustento y avío para que no sean cargosos; por esta causa no pidan prestados bueyes, ni cavalgaduras en las estancias, si no es en caso forzoso que no se pueda evitar, y porque muchos no las tienen, otros no las dan con gusto, y a lo menos no deja de serles carga, también conviene que lleven con que poder ganar las voluntades y mostrarse agradecidos como algunas cosas de devoción, que sean buenas, y en bastante cantidad, mas adviertan que las medallas que tuvieren indulgencias, no se den sino a q[uie]n se juzga que las ha de aprovechar.

11. Luego en llegando a la estancia, sabrán si está en ella el dueño o el mayordomo les representarán el fin de su benida, q[u]e es 

  1. Dt 20, 1.