Page:Ordenes Salamanca.djvu/130

From GATE
This page has not been proofread

pueden llevar acólitos revestidos a los indios más principales, vayan dos niños delante del obispo esparciendo flores.
Si el "Sacerdote et Pontifex" se acabase antes de llevar a la Iglesia, se podrá cantar el "Te deum laudamus", o el "Benedictus". En llegando a la puerta de la Ig[lesi]a, el cura toma el hisopo y lo da a el obispo vesándole primero y luego la mano del obispo hincado de rodillas y haviendo asperjado al pueblo, toma el cura la cuchara preparada de la naveta y la da a el obispo al modo que dio el hisopo vesándola y la mano del obispo, a el recivirlo primero, y después lo que recive de él; el acólito tiene el incensario abierto y lebantado en alto para recivir el incienso, luego el cura, dejada la cuchara toma el incensario cerrado, inciensa tres vezes a el obispo, haciéndole antes, y después, inclinación profunda.
Luego entran en la Ig[lesi]a prosiguiendo los cantores lo que venían cantando. Ante el altar mayor que estará bien adornado y las belas encendidas esté la alfombra cogín para que haga oración; híncase de rodillas el obispo y el cura entretanto esté en el cornu de la Epístola, algún tanto buelto hacia el medio, entona el "Salbum fac seruum tumm", etc., respondiéndole los cantores conforme está en el Manual